Buscar
  • Guillermo Perez-Olivares

Resumen y notas al documento del Banco de España sobre impacto del Covid en vulnerabilidad empresas



Con respecto a la publicación por parte del Banco de España de su Documento ocasional número 2.119 con título “El impacto de la crisis del Covid-19 sobre la vulnerabilidad financiera de las empresas españolas” publicado en Agosto del 2021 y realizado por los economistas Roberto Blanco, Sergio Mayordomo, Álvaro Menéndez y Maristela Mulino, desde Nuvagest Concursal hemos considerado realizar un resumen y unas notas sobre las implicaciones que puede tener en el sector concursal español y que papel puede tener el anteproyecto de Ley de la reforma de Ley Concursal aprobado en consejo de Ministros el pasado 3 de agosto.

El Banco de España hace su estudio analizando el impacto que la crisis Covid19 ha tenido en 3 parámetros: Liquidez, Rentabilidad y Endeudamiento.


Liquidez

El principal dato a tener en cuenta es que entre los meses de abril y diciembre del 2020 más de un 70% de las empresas no financieras han presentado problemas de liquidez, siendo más acuciante en las PYMES. La falta previa de liquidez en las pequeñas empresas, generado principalmente por sus escasos márgenes comerciales han motivado que gran parte del tejido empresarial español hay tenido necesidades de circulante, sin duda los préstamos ICO han sido un bálsamo de aceite para que una gran parte de las empresas hayan podido sortear el déficit de liquidez en sus balances.


Rentabilidad

Con respecto a los parámetros de rentabilidad, el Banco de España en su documento llega a la conclusión de que el incremento de las empresas con patrimonio neto negativo se habría situado en el 25%, es decir 1 de cada 4 empresas tendrían en sus balances desequilibrio patrimonial, agravándose en las PYMES y siendo de mayor importancia en los sectores más afectados por la crisis, ya que se cifraría en el 34% de las empresas pertenecientes a estos sectores las que contaría con patrimonio neto negativo.


Endeudamiento

El Banco de España también acude a realizar una revisión al endeudamiento, en concreto sobre la ratio deuda sobre activo, en este caso, el porcentaje de empresas más vulnerables habría aumentado en el 2020 en un 22% siendo las PYMES y las compañías que operan en los sectores más afectados por la crisis los que más crecerían situándose estos en el 30%

También, hace hincapié el Banco de España, en que el impacto de los resultados sobre la vulnerabilidad financiera de las empresas habría sido más significativo que el asociado al incremento de la deuda y en que el sobreendeudamiento es más pronunciado en PYMES y en sectores afectados por la crisis.

El propio Banco de España, en su documento ocasional, calcula que para estos 3 parámetros se espera que en el 2023 se registren valores próximos a los que había antes de la pandemia, aunque las pymes y las empresas pertenecientes a los sectores más afectados por la crisis llevarán una recuperación aún más lenta.



Para acabar con la publicación, el Banco de España hace algunas apreciaciones sobre el impacto que estos 3 parámetros han tenido en la Viabilidad y solvencia, llegando a la conclusión de que el incremento de endeudamiento junto con los descensos de los flujos de caja futuros esperados, se habría traducido en un deterioro de la situación de solvencia, por lo que la situación de empresas sobre endeudadas pero viables (a partir del 2023) rondaría entre el 3 y el 4,7%.

El Banco de España también puntualiza que estos datos pueden sufrir modificación como consecuencia de la demanda. En este punto es verdad que ciertas pautas de comportamiento personal cambien y tengan incidencia en el consumo, dando lugar a minoración o incluso desaparición de actividades económicas que antes de la crisis sanitaria eran habituales.


El impacto de estos 3 parámetros, que ya hemos podido comprobar en la publicación, se ha disparado, y de forma alarmante, fundamentalmente en pymes y en los sectores más castigados con la crisis, lo que hará que un gran número de compañías tengan graves problemas de viabilidad y solvencia que desencadenarán, previsiblemente en enero de 2022 y con la desaparición de la moratoria en un carrusel de procedimientos concursales. Si a la necesidad de transponer la directiva europea le unimos la situación previsible que va afrontar el sector concursal en el corto plazo, el anteproyecto de Ley de reforma de Ley Concursal era urgente y necesario. Para la utilidad del procedimiento concursal es esencial introducir nuevos elementos como posibilitar las alertas tempranas de falta de viabilidad y solvencia, agilizar las liquidaciones, potenciar la figura del experto en restructuraciones o estandarizar los concursos de micropymes agilizando los mismos.


Guillermo Pérez-Olivares y Juan Luis Beltrán, socios de Nuvagest Concursal


37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo